Las manifestaciones ocurrieron en el barrio 12 de Octubre, en la capital del estado Portuguesa.