En horas de la noche vecinos en Ejido, protestaron contra «la tortura eléctrica».