Buscan amedrentar a quienes manifiesten su rechazo a Maduro