Los trabajadores piden salarios dolarizados