Reclaman que desde el 2014 han ignorado sus derechos y exigen que les sean reconocidos de inmediato