fbpx

PROTESTA MUNDIAL POR LA LIBERTAD DE VENEZUELA

El 23 de enero de 2019, miles de venezolanos y ciudadanos de otros países se unieron con el objetivo de ponerle fin a la dictadura de Nicolás Maduro y abrir paso a un cambio democrático.

 La protesta del 23 de enero unió a la oposición venezolana, cuya voz había sido callada por la dictadura de Maduro después de las manifestaciones en contra del gobierno en 2017. La protesta en el país culminó cuando Juan Guaidó se juramentó como presidente encargado. Guaidó ha tenido apoyo de la mayoría de los países a nivel mundial, quienes lo han reconocido como presidente legítimo de Venezuela. 

Los ciudadanos que participaron en la protesta tienen esperanza de que dicho apoyo internacional, aunado con la posibilidad de obtener el apoyo de miembros del ejército, resulten en una transición de gobierno. 

Maduro y sus aliados también convocaron sus propias protestas el 23 de enero, acusando a los líderes opositores —a quienes él llama “terroristas”— de querer entregar a Venezuela a Estados Unidos. “Los imperialistas y los oligarcas están desesperados por administrar Venezuela directamente”, dijo Maduro a sus simpatizantes la noche del 22 de enero. “¿Vamos a entregar la soberanía de Venezuela?”.

Sin embargo, la permanencia de Maduro en el poder parece cada vez ser más improbable. El descontento público se ha profundizado a través de todas las clases socioeconómicas de Venezuela a medida que la hiperinflación ha dejado a los salarios sin ningún valor. 

Cientos de venezolanos han muerto de inanición y han fallecido de padecimientos prevenibles. Como resultado de las condiciones precarias de salud y la falta alimentos y de servicios, tres millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años.

PROTESTA MUNDIAL POR LA LIBERTAD DE VENEZUELA

El 23 de enero de 2019, miles de venezolanos y ciudadanos de otros países se unieron con el objetivo de ponerle fin a la dictadura de Nicolás Maduro y abrir paso a un cambio democrático.

La protesta del 23 de enero unió a la oposición venezolana, cuya voz había sido callada por la dictadura de Maduro después de las manifestaciones en contra del gobierno en 2017. La protesta en el país culminó cuando Juan Guaidó se juramentó como presidente encargado. Guaidó ha tenido apoyo de la mayoría de los países a nivel mundial, quienes lo han reconocido como presidente legítimo de Venezuela. 

Los ciudadanos que participaron en la protesta tienen esperanza de que dicho apoyo internacional, aunado con la posibilidad de obtener el apoyo de miembros del ejército, resulten en una transición de gobierno. 

Maduro y sus aliados también convocaron sus propias protestas el 23 de enero, acusando a los líderes opositores —a quienes él llama “terroristas”— de querer entregar a Venezuela a Estados Unidos. “Los imperialistas y los oligarcas están desesperados por administrar Venezuela directamente”, dijo Maduro a sus simpatizantes la noche del 22 de enero. “¿Vamos a entregar la soberanía de Venezuela?”.

Sin embargo, la permanencia de Maduro en el poder parece cada vez ser más improbable. El descontento público se ha profundizado a través de todas las clases socioeconómicas de Venezuela a medida que la hiperinflación ha dejado a los salarios sin ningún valor. 

Cientos de venezolanos han muerto de inanición y han fallecido de padecimientos prevenibles. Como resultado de las condiciones precarias de salud y la falta alimentos y de servicios, tres millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años.

¿Quién es Juan Guaidó?

¿Quién es Juan Guaidó?

El momento cúspide de la protesta del 23 de enero fue cuando Juan Guaidó, el entonces presidente de la Asamblea Nacional, se juramentara como presidente encargado de Venezuela. Juan Guaidó, de 35 años, es un ingeniero industrial que era poco conocido en el país o en el extranjero antes de que asumiera el cargo de presidente de la Asamblea Nacional. Su designación revitalizó a ese organismo legislativo dominado por la oposición, el cual se había convertido en ineficaz y profundamente impopular en los últimos años. Al juramentarse, Juan Guaidó pronunció lo siguiente:

“Hoy damos un paso más y para evitar cualquier duda, hoy doy el paso con ustedes. Hoy 23 de enero de 2019, ante Dios Todopoderoso juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela. Todo el país queda juramentado para llevar el mensaje a la Fuerza Armada Nacional (FAN), de defender nuestra Constitución hasta restaurar la libertad de los venezolanos”.

“Sabemos que esto va a tener consecuencias, pero no permitiremos que se desinfle, porque aunque estamos en dictadura, sabemos que un pueblo unido jamás será vencido y hay que aclarar que aquí no se trata de hacer nada en paralelo, porque tenemos el respaldo de la gente en la calle, así que a los que hoy usurpan el poder les digo que nosotros vamos a seguir hasta que logremos la prosperidad de Venezuela. Este movimiento es indetenible”. Lee más sobre Guaidó 

El momento cúspide de la protesta del 23 de enero fue cuando Juan Guaidó, el entonces presidente de la Asamblea Nacional, se juramentara como presidente encargado de Venezuela. Juan Guaidó, de 35 años, es un ingeniero industrial que era poco conocido en el país o en el extranjero antes de que asumiera el cargo de presidente de la Asamblea Nacional. Su designación revitalizó a ese organismo legislativo dominado por la oposición, el cual se había convertido en ineficaz y profundamente impopular en los últimos años. Al juramentarse, Juan Guaidó pronunció lo siguiente:

“Hoy damos un paso más y para evitar cualquier duda, hoy doy el paso con ustedes. Hoy 23 de enero de 2019, ante Dios Todopoderoso juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela. Todo el país queda juramentado para llevar el mensaje a la Fuerza Armada Nacional (FAN), de defender nuestra Constitución hasta restaurar la libertad de los venezolanos”.

“Sabemos que esto va a tener consecuencias, pero no permitiremos que se desinfle, porque aunque estamos en dictadura, sabemos que un pueblo unido jamás será vencido y hay que aclarar que aquí no se trata de hacer nada en paralelo, porque tenemos el respaldo de la gente en la calle, así que a los que hoy usurpan el poder les digo que nosotros vamos a seguir hasta que logremos la prosperidad de Venezuela. Este movimiento es indetenible”. Lee más sobre Guaidó 

Países que participaron en las marchas a favor de la libertad de Venezuela

Las protesta del 23 de enero fue acompañada por marchas en numerosos países, (los países en azul son los que mostraron mayor participación). Las marchas se organizaron en Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Colombia, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, España, Italia, Holanda, Suiza, Noruega, Finlandia, China, Australia, entre otros.

Países que han reconocido a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela

En azul, los países que han reconocido a Guaidó. Algunos de los primeros gobiernos en reconocerlo fueron Estados Unidos, Canadá, Guatemala, Costa Rica, Honduras, Colombia, Ecuador, República Dominicana, Haití, Panamá, Perú, Paraguay, Argentina, Chile, Francia, Brasil y Dinamarca, seguidos por el Parlamento Europeo, El Reino Unido, Australia, Israel, Albania, Georgia y Romania.Tras expirar el ultimátum dado por la UE a Nicolás Maduro para convocar en el plazo de ocho días unas elecciones presidenciales en Venezuela, España, Suecia, Austria, Dinamarca, Letonia, Portugal, Polonia, Lituania, Alemania, los Países Bajos, la República Checa, Finlandia, Estonia, Bélgica, Luxemburgo, Croacia y Macedonia le han otorgado reconocimiento. Ver nota completa.

Países que participaron en marchas a favor de la libertad de Venezuela

Las protesta del 23 de enero fue acompañada por marchas en numerosos países, (los países en azul son los que mostraron mayor participación). Las marchas se organizaron en Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Colombia, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, España, Italia, Holanda, Suiza, Noruega, Finlandia, China, Australia, entre otros.

Países que han reconocido a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela

En azul, los países que han reconocido a Guaidó. Algunos de los primeros gobiernos en reconocerlo fueron Estados Unidos, Canadá, Guatemala, Costa Rica, Honduras, Colombia, Ecuador, República Dominicana, Haití, Panamá, Perú, Paraguay, Argentina, Chile, Francia, Brasil, Dinamarca, seguidos por el Parlamento Europeo, El Reino Unido, Australia, Israel, Albania, Georgia y Romania.

¿Qué ha pasado después de la protesta del 23 de enero?

 

La Oposición

A partir de la protesta del 23 de enero, la oposición ha mantenido un esfuerzo constante para lograr la transición definitiva de gobierno. El 30 de enero, se lideró una jornada de protestas en todo el país para exigir el “cese de la usurpación”. El ciclo de estas manifestaciones culminaron el 2 de febrero con una “gran marcha” convocada por Guaidó. El objetivo principal de las manifestaciones, según Guaidó, fue llevar el mensaje de amnistía a las Fuerzas Armadas y exigirles que permitieran el ingreso de la ayuda humanitaria. Además de difundir este mensaje, la marcha del sábado 2 de febrero, también sirvió de recordatorio del vencimiento del plazo que la Unión Europea le dio a Maduro para celebrar nuevas elecciones con todas las garantías.

Miles de personas se concentraron en manifestaciones en todo el país. El hospital infantil J.M de los Ríos ha sido uno de los lugares con mayor afluencia, ya que allí ha acudido Juan Guaidó, que ha hecho un llamamiento para mejorar la situación para los médicos, pacientes y ciudadanos. Cerca de esta zona han pasado los “colectivos”, las organizaciones que defienden el chavismo. 

Los manifestantes han coreado consignas contra Maduro, han levantado carteles para denunciar la “crisis humanitaria” en el país y han hecho un nuevo llamamiento a los militares para que se unan a Guaidó. 

Guaidó ha prometido amnistía para los cuerpos militares y de seguridad que se unan al movimiento opositor: “A quienes hoy están en la sede del TSJ: el régimen está en su etapa final ¡Esto es indetenible y ustedes no tienen que sacrificarse con el usurpador y su banda!”.

Guaidó ha rechazado dialogar con Maduro, pues dice que solo hablará “con los factores del poder real del país. Así mismo, ha asegurado que se ha formado una “coalición internacional” para gestionar la entrada de ayuda humanitaria en Venezuela.  

La Respuesta de Maduro a Guaidó y a la Comunidad Internacional

Una de las primeras reacciones de Maduro fue el cierre de frontera y el bloqueo de las cuentas bancarias de su opositor Juan Guaidó, proclamado presidente encargado de Venezuela.

Maduro actuó por medio del fiscal general Tarek William Saab, que fue el encargado de llevar el pedido presidencial al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), un organismo que responde al régimen.

Estados Unidos, que está liderando la ofensiva contra Maduro, no se quedó callado y también ayer le advirtió que Guaidó está bajo su protección. “Permítanme reiterar: habrá serias consecuencias para aquellos que intenten subvertir la democracia y dañar a Guaidó”, dijo en Twitter el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

Estados Unidos aumentó su presión sobre Maduro al aprobar sanciones contra Pdvsa —fuente del 96% de los ingresos de Venezuela—, y congelar cuentas y activos venezolanos. Las sanciones de Estados Unidos costarán a Maduro unos 11.000 millones de dólares en ingresos de exportaciones petroleras el próximo año y le impedirán acceder a activos de Pdvsa por 7.000 millones de dólares, dijo Bolton.  Guaidó mencionó que “esta medida busca evitar que continúe el saqueo. El país podrá utilizar esos fondos una vez que cese la usurpación”.

La sanción llegó en momentos en que Venezuela y Pdvsa están en default y su producción petrolera en el nivel más bajo de las últimas tres décadas, 1.3 millones de barriles diarios. La debacle económica ha provocado una escasez de alimentos y medicinas; el FMI proyecta una hiperinflación de 10.000.000% este año.

El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que Washington considera “sanciones adicionales” para proteger los activos venezolanos. 

“Los impactos inmediatos son inconmensurables. (…) La estrategia adoptada por Estados Unidos es provocar un colapso en el sistema económico de Venezuela para obligar la salida” de Maduro, advirtió el economista Luis Vicente León. Según analistas, en el corto plazo Maduro recurrirá a sus principales aliados: China, Rusia, Turquía e Irán. Por su parte, Rusia ya calificó de “ilegales” las sanciones contra Pdvsa, en tanto China advirtió que “complicarán la situación de la gente”.

Por otro lado, la comunidad Europea también ha pronunciado su apoyo a la democracia en Venezuela. Bajo la presión de España, Alemania y Francia, la Unión Europea lanzó un ultimátum a Maduro para que en “los próximos días” acepte unos comicios “libres” o de lo contrario reconocerá a Guaidó como presidente encargado de Venezuela. “Maduro oprime a los venezolanos. La Unión Europea debe estar al lado de la gente de Venezuela”, manifestó Antonio Tajani, presidente de la Eurocámara.  El plazo que la UE le dio a Maduro vence el domingo, 3 de febrero. La marcha del 2 de febrero por Guaidó, evocó este ultimátum.

El 31 de enero, el Parlamento Europeo se convirtió en la primera institución europea en reconocer a Juan Guaidó como mandatario de Venezuela, aumentando la presión sobre los países del bloque a los que insta a imitarlo. 

Represión a las Protestas

El 28 de enero del 2019, las organizaciones defensoras de derechos humanos Provea y el Foro Penal, presentaron un balance de la represión contra los manifestantes que salieron a las calles en sectores populares entre el 21 y 25 de enero para protestar en contra de Nicolás Maduro. En ese lapso, 850 personas fueron detenidas por los cuerpos de seguridad, especialmente por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana, la Guardia Nacional Bolivariana, así como por policías estatales y municipales.

De ese número de detenidos en 21 estados del país, 703 fueron privados de libertad por tribunales de control y con competencia en adolescentes. Alfredo Romero, director del Foro Penal detalló que entre ese número de los 850 detenidos, hay 77 adolescentes y 100 mujeres.

Solo el miércoles 23 de enero, cuando el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó asumió las competencias de la Presidencia de la República, 696 venezolanos fueron arrestados por los cuerpos de seguridad y orden público.

El coordinador de investigación de Provea, Marino Alvarado, denunció que existen 8 casos de ejecuciones extrajudiciales por parte de las Faes en los estados Bolívar, Lara (El Tocuyo) y Caracas, donde después de las protestas los funcionarios de este cuerpo de la PNB han entrado a las casas de los manifestantes. Con información de Efecto Cocuyo.

El OVCS declaró que los estados donde se produjeron los fallecidos fueron Amazonas, Barinas, Bolívar, Portuguesa, Táchira, Monagas, Yaracay y Distrito Capital con siete personas muertas. 

Además, seis periodistas han sido detenidos: dos chilenos que han sido deportados, dos franceses y otros dos venezolanos, que ya han sido puestos en libertad, según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). Los cuatro informadores fueron detenidos en el Palacio de Miraflores, cuando cubrían un acto político convocado por el oficialismo. Desde que Guaidó se juramentó como presidente encargado, las televisiones, emisoras de radio y periódicos impresos del país han dejado de transmitir las protestas de la Cámara y las declaraciones de Guaidó.

Decenas de agentes de la Policía Nacional Bolivariana siguen custodiando las manifestaciones. Entre tanto, los manifestantes los invitan a que se unan a sus protestas, con garantía de obtener amnistía tras la transición de gobierno.

 

¿Qué ha pasado después de la protesta del 23 de enero?

 

La Oposición

A partir de la protesta del 23 de enero, la oposición ha mantenido un esfuerzo constante para lograr la transición definitiva de gobierno. El 30 de enero, se lideró una jornada de protestas en todo el país para exigir el “cese de la usurpación”. El ciclo de estas manifestaciones culminaron el 2 de febrero con una “gran marcha” convocada por Guaidó. El objetivo principal de las manifestaciones, según Guaidó, fue llevar el mensaje de amnistía a las Fuerzas Armadas y exigirles que permitieran el ingreso de la ayuda humanitaria. Además de difundir este mensaje, la marcha del sábado 2 de febrero, también sirvió de recordatorio del vencimiento del plazo que la Unión Europea le dio a Maduro para celebrar nuevas elecciones con todas las garantías.

Miles de personas se concentraron en manifestaciones en todo el país. El hospital infantil J.M de los Ríos ha sido uno de los lugares con mayor afluencia, ya que allí ha acudido Juan Guaidó, que ha hecho un llamamiento para mejorar la situación para los médicos, pacientes y ciudadanos. Cerca de esta zona han pasado los “colectivos”, las organizaciones que defienden el chavismo. 

Los manifestantes han coreado consignas contra Maduro, han levantado carteles para denunciar la “crisis humanitaria” en el país y han hecho un nuevo llamamiento a los militares para que se unan a Guaidó. 

Guaidó ha prometido amnistía para los cuerpos militares y de seguridad que se unan al movimiento opositor: “A quienes hoy están en la sede del TSJ: el régimen está en su etapa final ¡Esto es indetenible y ustedes no tienen que sacrificarse con el usurpador y su banda!”.

Guaidó ha rechazado dialogar con Maduro, pues dice que solo hablará “con los factores del poder real del país. Así mismo, ha asegurado que se ha formado una “coalición internacional” para gestionar la entrada de ayuda humanitaria en Venezuela.  

La Respuesta de Maduro a Guaidó y a la Comunidad Internacional

Una de las primeras reacciones de Maduro fue el cierre de frontera y el bloqueo de las cuentas bancarias de su opositor Juan Guaidó, proclamado presidente encargado de Venezuela.

Maduro actuó por medio del fiscal general Tarek William Saab, que fue el encargado de llevar el pedido presidencial al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), un organismo que responde al régimen.

Estados Unidos, que está liderando la ofensiva contra Maduro, no se quedó callado y también ayer le advirtió que Guaidó está bajo su protección. “Permítanme reiterar: habrá serias consecuencias para aquellos que intenten subvertir la democracia y dañar a Guaidó”, dijo en Twitter el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

Estados Unidos aumentó su presión sobre Maduro al aprobar sanciones contra Pdvsa —fuente del 96% de los ingresos de Venezuela—, y congelar cuentas y activos venezolanos. Las sanciones de Estados Unidos costarán a Maduro unos 11.000 millones de dólares en ingresos de exportaciones petroleras el próximo año y le impedirán acceder a activos de Pdvsa por 7.000 millones de dólares, dijo Bolton.  Guaidó mencionó que “esta medida busca evitar que continúe el saqueo. El país podrá utilizar esos fondos una vez que cese la usurpación”.

La sanción llegó en momentos en que Venezuela y Pdvsa están en default y su producción petrolera en el nivel más bajo de las últimas tres décadas, 1.3 millones de barriles diarios. La debacle económica ha provocado una escasez de alimentos y medicinas; el FMI proyecta una hiperinflación de 10.000.000% este año.

El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que Washington considera “sanciones adicionales” para proteger los activos venezolanos. 

“Los impactos inmediatos son inconmensurables. (…) La estrategia adoptada por Estados Unidos es provocar un colapso en el sistema económico de Venezuela para obligar la salida” de Maduro, advirtió el economista Luis Vicente León. Según analistas, en el corto plazo Maduro recurrirá a sus principales aliados: China, Rusia, Turquía e Irán. Por su parte, Rusia ya calificó de “ilegales” las sanciones contra Pdvsa, en tanto China advirtió que “complicarán la situación de la gente”.

Por otro lado, la comunidad Europea también ha pronunciado su apoyo a la democracia en Venezuela. Bajo la presión de España, Alemania y Francia, la Unión Europea lanzó un ultimátum a Maduro para que en “los próximos días” acepte unos comicios “libres” o de lo contrario reconocerá a Guaidó como presidente encargado de Venezuela. “Maduro oprime a los venezolanos. La Unión Europea debe estar al lado de la gente de Venezuela”, manifestó Antonio Tajani, presidente de la Eurocámara.  El plazo que la UE le dio a Maduro vence el domingo, 3 de febrero. La marcha del 2 de febrero por Guaidó, evocó este ultimátum.

El 31 de enero, el Parlamento Europeo se convirtió en la primera institución europea en reconocer a Juan Guaidó como mandatario de Venezuela, aumentando la presión sobre los países del bloque a los que insta a imitarlo. 

Represión a las Protestas

El 28 de enero del 2019, las organizaciones defensoras de derechos humanos Provea y el Foro Penal, presentaron un balance de la represión contra los manifestantes que salieron a las calles en sectores populares entre el 21 y 25 de enero para protestar en contra de Nicolás Maduro. En ese lapso, 850 personas fueron detenidas por los cuerpos de seguridad, especialmente por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana, la Guardia Nacional Bolivariana, así como por policías estatales y municipales.

De ese número de detenidos en 21 estados del país, 703 fueron privados de libertad por tribunales de control y con competencia en adolescentes. Alfredo Romero, director del Foro Penal detalló que entre ese número de los 850 detenidos, hay 77 adolescentes y 100 mujeres.

Solo el miércoles 23 de enero, cuando el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó asumió las competencias de la Presidencia de la República, 696 venezolanos fueron arrestados por los cuerpos de seguridad y orden público.

El coordinador de investigación de Provea, Marino Alvarado, denunció que existen 8 casos de ejecuciones extrajudiciales por parte de las Faes en los estados Bolívar, Lara (El Tocuyo) y Caracas, donde después de las protestas los funcionarios de este cuerpo de la PNB han entrado a las casas de los manifestantes. Con información de Efecto Cocuyo.

El OVCS declaró que los estados donde se produjeron los fallecidos fueron Amazonas, Barinas, Bolívar, Portuguesa, Táchira, Monagas, Yaracay y Distrito Capital con siete personas muertas. 

Además, seis periodistas han sido detenidos: dos chilenos que han sido deportados, dos franceses y otros dos venezolanos, que ya han sido puestos en libertad, según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). Los cuatro informadores fueron detenidos en el Palacio de Miraflores, cuando cubrían un acto político convocado por el oficialismo. Desde que Guaidó se juramentó como presidente encargado, las televisiones, emisoras de radio y periódicos impresos del país han dejado de transmitir las protestas de la Cámara y las declaraciones de Guaidó.

Decenas de agentes de la Policía Nacional Bolivariana siguen custodiando las manifestaciones. Entre tanto, los manifestantes los invitan a que se unan a sus protestas, con garantía de obtener amnistía tras la transición de gobierno.