fbpx

Caracas.- En el Día del Trabajador Públicosindicalistas de diferentes gremios del país se concentraron afuera de la iglesia Nuestras Señora de Las Mercedes, en la parroquia Altagracia, para marchar hasta la Cancillería y exigir mejores salarios y libertad política.

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) instaló un piquete entre la iglesia Las Mercedes y el Ministerio de Educación, frente a la concentración de los trabajadores sindicales.

Carlos Salazar, vocero de la Coalición Sindical Nacional, asegura que los ajustes salariales se lograrán en la calle. “Derecho que no se defiende, derecho que se pierde”, gritan los trabajadores.

Por otro lado, la coordinadora del sector ejecutivo, Griselda Sánchez, precisó que 60% del alumnado en el territorio nacional ha abandonado las aulas. Exigió la renuncia del ministro Aristóbulo Istúriz.

Emilio Negrín, representante sindical de la Federación Nacional de Trabajadores Judiciales, manifiesta que su salario solo le permite alimentarse a medias. Pide la renuncia de Nicolás Maduro.

El secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores del Sector Petrolero, José Bodas, reclamó que a 12 días del inicio del nuevo período escolar, los trabajadores públicos no cuentan con el dinero para pagar útiles y uniformes escolares para sus hijos.

Con información de Elpitazo.net